Escándalo en el fútbol alemán que involucra al Bayern Múnich y al Hoffenheim

Se realizaba el encuentro entre Bayern Múnich vs el Hoffenheim  donde el equipo de casa, El Hoffenheim caía goleado por el líder del campeonato Alemán, De repente una pancarta en  contra del presidente del equipo Hoffenheim Dietmar Hopp detuvo el partido.

La Bundesliga es uno de los campeonatos de temporada más importantes de europa junto a la liga de fútbol española o la premier league.

En el cronograma correspondiente a la fecha 24  se realizaba el encuentro entre el equipo visitante y líder absoluto del torneo alemán: Bayern  Múnich Vs  el equipo de casa:  el Hoffenheim.

Este parecía ser un partido sin ninguna novedad salvo que todas las casas de apuestas daban por ganador al equipo visitante.

La Hinchada del Hoffenheim, No se siente a Gusto con el nuevo socio mayoritario del Equipo Dietmar Hopp.

Con el transcurrir de los minutos el Múnich mostró una superioridad futbolística frente a su rival, que al minuto 62 había anotado 6  tantos al hoffenheim anotados por Sergie Gnabry, Joshua Kimmich, Joshua Zirkzee, Leon Goretzka y Philippe Coutinho (por duplicado).

El hoffenheim  mostraba un juego pálido, sin definición y sin posesión de la pelota, todo ello creo mezcla perfecta para que la hinchada explora  en cólera y los cánticos en contra del equipo no se hicieron esperar , esto causó que durante los últimos 15 minutos del partido, los jugadores de los 2 equipos firmaran un pacto de no agresión para calmar los ánimos de los fans del equipo bávaro.

Dietmar Hopp que es el actual dueño y presidente del equipo recibió una fuerte ola de insultos desde las graderías, incluso en una de las pancartas se pudo leer  “Hopp rompe su palabra, hijo de p… eres un traidor mentiroso”

Los insultos parecían ir cada vez con más fuerza que en un momento el director técnico del elenco bávaro Hans-Dieter Flick tuvo que dirigirse a la hinchada para calmar los ánimos.

En ese momento fue que el propio Hopp quien posee el 98 %  de las acciones del equipo y con una fortuna estimada de  14.000 millones de dólares, bajó al campo director general del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge para intercambiar algunas palabras con el juez del partido.

No se sabe a cierta qué fue lo que se habló pero algunos testigos que estaban en el campo confirmaron al periódico BILD que el magnate dueño del equipo preguntó sobre las posibilidades de cancelar el partido en ese instante.
Luego de 5 minutos de revuelo en la cancha y gracias a la intervención del veterano ex arquero Oliver Kahn se logró hacer entender  a los jugadores del equipo de casa que la única forma de calmar los ánimos de la hinchada frente al aplastante Bayern M. era mantener la pelota en su propio campo  por ello se llegó a un acuerdo con el equipo rival para crear un pacto de no agresión.

Dietmar Hopp.

Rummenigge en una entrevista dada después del partido dijo sentirse  incomodado por lo vivido durante el encuentro y aseguró que este tipo de comportamientos acaban con el alma deportiva de los eventos futbolísticos. También dijo  que los responsables de tales pancartas y arengas en contra de los directivos del equipo se deben poner a disposición de autoridades del fútbol para penalizar así su ingreso  en el futuro a los campos deportivos.

Dietmar Hopp fuera de ser uno de los hombres más ricos del mundo según la revista forbes,  es una de las figuras de poder dentro del fútbol alemán y ha sido repudiado por muchos hinchas de equipos importantes igualmente de equipos de segunda categoría debido  que es uno de los precursores de la derrocar la ley Regla 50+1  que entraría a regular de forma   directa las licencias de los clubes profesionales.

La Regla 50+1  tiene como referencia la posibilidad que en 1998 dio  la federación de fútbol alemán que permitió a la instituciones  poder convertirse en sociedades anónimas , esto no caído bien en algunos directivos que buscan prorrogar esto para poder sanear sus finanzas. La Regla 50+1 consiste básicamente en que más del 50 % de las acciones deben corresponder a los socios del equipo esto con el fin de evitar que accionistas extranjeros se apoderen del equipo y tomen decisiones que puedan afectar la cotidianidad de los clubes que no  sean compartidas por las respectivas hinchadas de los mismos.

Pancartas de los Hinchas contra Hopp.

Pero pese a toda esta hondonada de criticas y insultos, el multimillonario es aclamado por otros quienes lo ven como un personaje positivo ya que incentivo el deporte y además ha colaborado con varias acciones benéficas.

Pero yendo  más allá de acciones altruistas algunos expertos en fútbol de la región bávara consideran que los dividendos que piden el magnate como consecuencia de la inyección de capitales para mejorar los resultados del el Hoffenheim,  no son en lo absoluto altos si se comparan con otros dividendos que piden inversionistas de otros clubes a nivel mundial.

Hoffe como se le conoce de cariño al equipo bávaro tuvo su fundación en 1899, siendo uno de los equipos más antiguos del mundo.

Pero poco a poco se fue consolidando como un equipo humilde que en la década de los 90 estaba en la séptima división del fútbol alemán y que gracias a inversionistas  como la empresa de software SAP que actualmente patrocina al equipo este logro ascender al torneo principal del fútbol alemán en la temporada del 2007/08.Ahora el Empresario de 79 años Heidelberg, Alemania hizo una fuerte inyección de capital a fin de poder llevar al equipo a obtener buenos resultados. Veremos en qué termina este proceso controversial del deporte alemán.